¿Cómo poner precio a ropa de segunda mano?

¿Cómo poner precio a ropa de segunda mano? Esta es una cuestión que muchas personas se plantean cuando quieren sacar algo de rendimiento a la ropa que ya no usan o que nunca han usado.

De esta manera si tienes en mente vender ropa usada, ya sea a través de Internet o una tienda de segunda mano, ten en cuenta leer este artículo de nuestra web.

Aquí conocerás algunos de los aspectos a considerar para que puedas vender tus prendas al precio justo, tanto para ti como para quien comprará.

En las tiendas de segunda mano, generalmente, quien establece el precio es el mismo administrador de la tienda o si quieres vender por internet aquí te contamos unos trucos.

La persona tiene experiencia o cuenta con un encargado para valorar la calidad de tus prendas. Te ofrecerá lo que considera justo y ya será cuestión de que aceptes o no.

A veces tendrás la oportunidad de regatear, sobre todo si previamente hiciste la tarea de darle un valor a tu ropa. Así que lo mejor, antes de dejarlo todo en criterio de otra persona o del mismo cliente, es que analices qué precio justifica realmente atreverse a vender esa prenda.

¿Cómo calcular y poner precio a tu ropa usada?

Lo primero que tienes que considerar sobre el precio de ropa usada, es partir de lo que te costó. Si ya no recuerdas cuál fue el precio exacto que tuviste que pagar, entonces averigua en Internet.

Puedes ver más  ¿Dónde mirar seguimiento Shein en España?

Compara la prenda con la marca correspondiente y su valor actual, o bien, con prendas parecidas.

De esa manera, ya tienes un punto de partida. Imagina entonces que esa chaqueta de tela costó €60 euros. Tú le has dado uso durante dos años, así que podrías decir que si la vida útil de la chaqueta era de 3 años, entonces tu retorno de inversión debería ser de al menos €20 euros.

El asunto es que no siempre puedes medir la utilidad en relación a los años de uso. Tienes que considerar cómo esos años de uso han afectado a la calidad de la prenda.

Porque puede que a lo largo de esos dos años de uso, solo hayas usado esa chaqueta unas cien veces.

Como poner precio a ropa de segunda mano

De modo que ahora también entra en la ecuación no solo el tiempo, sino la calidad actual. Dependiendo de cómo lo veas, puedes arriesgarte a pedir entonces unos €35 euros.

Sí, establece ese valor, teniendo en cuenta que tu cliente o el administrador de la tienda puede regatear, ya sea de forma directa o en alguna tienda en internet como estas.

De manera que si el precio desciende a los €25 euros, sentirás que vas a recibir lo realmente justo.

La idea con este ejercicio es que realmente le des a tus prendas el valor que se merecen y no que aceptes los precios que te ofrecen por descarte. Es decir, no te regales, no le restes valor a lo tuyo.

Puedes ver más  ¿Para qué sirven los puntos de Shein?

Porque si se trata de una buena chaqueta y solo vas a tener una ganancia de €15 euros, es decir, la mitad de la mitad de lo que te costó, entonces no valdría la pena venderla.

En las tiendas de la ropa usada, esa mitad de la mitad sería la verdadera ganancia que se llevaría el administrador.

Así que ahora que ya conoces cómo funciona el mercado de la ropa de segunda mano, establece tu tarifa pensando en tu beneficio, en el del revendedor y en el del cliente.

Si se trata ya de una venta directa con el cliente, entonces el acuerdo puede ser más flexible.

En este último caso, el beneficio es directo para ambos.

Y recuerda que también existen alternativas para hacer con la ropa usada.

2 comentarios en «¿Cómo poner precio a ropa de segunda mano?»

Deja un comentario